Suscríbete a nuestra newsletter

“INSTITUTO DE ALTO RENDIMIENTO PROFESIONAL Y PERSONAL”

About Jonathan Burley

Mejora lo que ofreces a los clientes

Un negocio se define por lo que quieren los clientes. Aquí hay varias áreas que puedes mejorar para atender mejor las necesidades de tus clientes:

  • Servicio al cliente: haz del servicio al cliente la prioridad más alta en tu departamento de ventas. Todo tu personal de ventas debería estar dispuesto a dejar todo para atender las necesidades de un cliente.
  • Preferencias demográficas: descubre las edades, ocupaciones e intereses de tus clientes actuales. ¿Cómo puedes atender las necesidades de estos grupos particulares? ¿Más específicamente?
  • Conveniencias: decide cómo puedes facilitar que las personas hagan negocios contigo. Examina las prácticas actuales de la empresa, como por ejemplo el contestador automático que puede hacer que sea menos ágil para el cliente.
  • Opciones – Haz una lluvia de ideas (brainstorming) sobre las maneras en que puedes proporcionar más opciones y alternativas a tus clientes. Considera cómo puedes personalizar tus productos y servicios.
  • Velocidad: ¿Cómo de importante es la velocidad para tus clientes? ¿Cómo puedes ahorrarles más tiempo y entregar sus productos y servicios más rápidamente?

Cómo reemplazar los malos hábitos por los buenos

Establecer nuevos hábitos lleva tiempo. Aquí tienes algunos consejos para hacer que los buenos hábitos se mantengan:

  • Haz una lista de los malos hábitos y los buenos hábitos que deseas comenzar.
  • Anota las señales que te activan para reemplazar un mal hábito (como la ira) por uno bueno (como la paciencia).
  • Agrega a tu lista más veces y lugares donde puedes practicar tus nuevos hábitos a medida que los piensas.
  • Publica recordatorios en tu agenda para realizar tus nuevos hábitos y verifica tu progreso cuando los alcances.
  • Informa a otras personas sobre tu propósito para cambiar tus malos hábitos y solicítales que te respalden.
  • ¡Celebra tu éxito al mantenerte firme en tus nuevos hábitos!

Alivia tus músculos cansados

Cuando tensas un ligamento o un músculo, el mejor tratamiento es aplicar compresas frías durante los siguientes tres días. Usa frío porque:

  • El frío reduce la hinchazón y la inflamación.
  • El frío contrae los vasos sanguíneos, lo que ayuda a controlar el sangrado dentro de la lesión.
  • El frío alivia el dolor y actúa como un anestésico local. Las bolsas de gel frío comerciales son más seguras que usar hielo. La exposición prolongada al hielo puede provocar congelación. ¿Cuándo deberías usar calor? El calor es mejor para el dolor crónico o para la relajación muscular. Podría ser útil después de los primeros tres o cuatro días.

Protégete contra el envenenamiento por plomo

El plomo que se encuentra en el hogar en forma de partículas de pintura, que puedes ver, y el polvo de plomo, que no siempre se puede ver, pueden representar un peligro para ti y tu familia. Aquí tienes algunos pasos y consejos para reducir el riesgo para tu familia:

  • Si alquilas, notifica a tu arrendador sobre la pintura descascarillada o desconchada.
  • Limpia siempre inmediatamente las virutas de pintura.
  • Lava los suelos, los marcos de las ventanas, las repisas de las ventanas y otras superficies semanalmente.
  • Enjuaga bien las esponjas y la fregona después de limpiar las zonas sucias o polvorientas.
  • Lava las manos de los niños con frecuencia, especialmente antes de comer, antes de la hora de la siesta y la hora de acostarse.
  • Mantén limpias las zonas de juego. Lava las botellas, los chupetes, los juguetes y los peluches regularmente.
  • Evita que los niños muerdan las repisas de la ventana u otras superficies pintadas.
  • Limpia o quítate los zapatos antes de entrar a tu casa para evitar dejar rastro de plomo en el suelo.
  • Asegúrate de que los niños toman comidas nutritivas bajas en grasas con alto contenido en hierro y calcio, como espinacas y productos lácteos. Los niños con buenas dietas absorben menos plomo.

Descubre el líder que vive dentro de ti

El éxito como gerente depende de la aceptación de tu responsabilidad como líder. Para funcionar efectivamente como un líder, debes tomar algunas decisiones sobre tu rol dentro de la organización, tus prioridades como gerente y los valores por los que te riges. Debes saber quién eres, tanto personalmente como parte de toda la organización. Sin tal autoconocimiento, es difícil tomar buenas decisiones y tomar medidas sobre ello. La gestión directiva exitosa crece a partir de una actitud consistente y constructiva hacia otras personas y cómo deberían ser tratadas. Estas actitudes básicas de éxito y hábitos forman una base sólida para construir una aún más productiva y satisfactoria carrera. Conseguiste tu posición porque demostraste hasta cierto punto algunas de las siguientes habilidades entre otras:

Tienes lo que se necesita para ser un Jugador de Equipo. Has demostrado la capacidad de escuchar, de aceptar la responsabilidad y cooperar y comunicarte con otros para lograr las metas del equipo de trabajo. Tu actitud muestra un respeto genuino por otros y el reconocimiento de la importancia tanto de seguir como liderar. Puedes seguir instrucciones; esta habilidad es un punto de inicio para aprender cómo instruir y guiar a otros. Eres organizado y puedes ayudar otros a organizar sus actividades. Has demostrado un alto grado de conocimiento, competencia y juicio práctico, o “sentido común”. Puedes establecer prioridades y disciplinarte para anteponer las prioridades. Has demostrado tu habilidad para alentar otros a participar constructivamente a realizar el trabajo.

Tienes éxito incluso si  las instrucciones o materiales necesarios no están  disponibles. Descubres cómo realizar el trabajo incluso cuando el procedimiento no es obvio o claro. Resuelves problemas incluso cuando surgen obstáculos inesperados. Eres ingenioso y creativo. Eres flexible y puedes hacer cambios cuando la situación lo requiere. Estás motivado. Estás entusiasmado con tu trabajo. Eres optimista y ejerces la iniciativa. Te gusta lo que haces y disfrutas el desafío de la responsabilidad.

Hacer el trabajo bien y a tiempo es importante para ti y te proporciona una gran satisfacción.

Logras resultados. Concentras tu energía en las metas y las prioridades que producen el mayor beneficio para tu organización. Sabes que la mejor medida de tu efectividad son los resultados que obtienes. Tu compromiso para lograr resultados tangibles crea persistencia. Estableces un ejemplo positivo de perseguir consistentemente los resultados necesarios para que tu organización sobreviva, crezca y tenga éxito.

Tú eres un líder. En cada tarea que se te da, estableces paz y un tono positivo para el clima laboral. Con tu ejemplo, inculcas en otros el deseo de hacer todo lo que puedan. Usted ostenta un puesto de liderazgo al empoderar a otros a asumir responsabilidad en el equipo de trabajo. Lo lejos que avanzas en tu carrera está limitado sólo por tu compromiso y entusiasmo, tu deseo de aprender y mejorar, y tu disposición para hacer los ajustes y cambios que acelerarán el desarrollo de tu carrera. Los psicólogos dicen que pocas personas alguna vez usan más de 15-25% de su potencial. Todo lo necesario para aumentar tu eficacia y cumplir tus mejores sueños está en usar un poco más del potencial que ya tienes. El área más grande en cualquier organización es el “área de mejora”. Agrega un poco de refinamiento de las técnicas, algunas ideas nuevas y algunas estrategias seleccionadas usando nuevas habilidades e ideas en tu trabajo, y darás un gran paso en la escalera del éxito. Como líder eficaz y exitoso, debes desarrollar y fortalecer las actitudes, habilidades y hábitos para ganarte el respeto que necesitas para ejercer tu autoridad más eficazmente. Ganándote el respeto de tus asociados y aprendiendo a usar tu poder  más productivamente aumentarás los resultados que puedes obtener trabajando con y a través de las personas.

 

 

 

Cerrando la brecha entre el potencial y rendimiento

Desde 1966, Leadership Management International ha estado cerrando la brecha entre potencial y rendimiento al ayudar a las organizaciones y los individuos evaluando sus fortalezas y oportunidades mediante la implementación del procedimiento único y comprobado de LMI. El proceso de LMI desarrolla líderes que, a su vez, empoderan a su gente para usar sus talentos y habilidades sin explotar.

Identifica las áreas clave en las que la organización debe centrarse para alcanzar el siguiente nivel de éxito.

Orienta a una solución efectiva y proporciona resultados medibles.

El modelo de liderazgo practica un 93% de efectividad..

El proceso de LMI. está diseñado en torno a un modelo de Desarrollo Estratégico con cuatro componentes vitales:

  • Conciencia
  • Planificación
  • Desarrollo
  • Gestión de resultados.

Las herramientas y los procesos de LMI® han marcado la diferencia en las organizaciones e individuos durante más de 50 años en más de 70 países.

Hacer Las Preguntas Correctas

Los vendedores consumados son expertos en realizarte las preguntas adecuadas. Aquí tienes algunos consejos para preguntar las correctas:

  • Haz preguntas que identifiquen posibles necesidades. Realiza preguntas abiertas que le dan a la gente espacio para hablar de sí mismos, sus necesidades e inquietudes. Luego iguala esas necesidades con el producto o servicio que ofreces que puede ayudarlos.
  • Evita preguntas vagas e inútiles. Si las preguntas son demasiado amplias, hacen que la conversación vaya a ninguna parte, lo cual es molesto para las personas ocupadas que no tienen tiempo que perder. Evite preguntas como “¿Qué hay de nuevo?” “¿Cómo está el negocio?”.

¿Cuánto Tiempo Trabajas?

En un día de trabajo típico, ¿Cuánto tiempo de hecho pasas trabajando? Según las estadísticas, puedes estar trabajando solo el 60% del tiempo o 4 horas y 48 minutos de un día de 8 horas. Multiplica eso por un año de trabajo de 2000 horas, y el empleado típico trabaja un total de 1.200 horas. Así es como el resto 800 horas pueden desperdiciarse en:

  • Procrastinación. Muchas personas desarrollan hábitos para posponer el trabajo, como ir a obtener otra taza de café o afilar todos sus lápices.
  • Desorganización. Un escritorio desordenado y un inconsistente sistema de archivo puede hacer que la gente derroche muchos momentos preciosos en busca de artículos.
  • Excesiva socialización. Chatear con compañeros de trabajo y hacer las llamadas telefónicas personales pueden ocupar demasiado tiempo de los empleados.
  • Fatiga. Muchas personas están crónicamente fatigadas y no obtienen el sueño regular que sus mentes y sus cuerpos necesitan para descansar eficientemente.

La Primera Impresión En Las Ventas

Las primeras impresiones cuentan cuando se trata de clientes potenciales. Incluso las cosas superficiales pueden decirle a la gente mucho acerca de la calidad de tu empresa y determina quieren o no hacer negocios con usted. Utiliza la siguiente lista de verificación para asegurar que tu compañía da una buena primera impresión:

  • ¿Es fácil encontrar los alrededores de la empresa? ¿Están los lugares claramente señalizados?
  • ¿El interior y el exterior de su edificio se ve limpio, organizado, y con un aspecto atractivo?
  • ¿Están limpios los baños de la empresa?
  • ¿Las revistas de las salas de espera son actuales o son antiguas?
  • ¿Están los empleados vestidos profesionalmente? ¿Son amables con los visitantes?
  • ¿Se responden las llamadas telefónicas de manera cortés?
  • ¿Se ayuda a los clientes rápidamente?
  • Las preguntas rutinarias de los clientes, ¿Son tratadas de manera apropiada?
  • Las quejas sobre los defectos del producto y servicio, ¿Son manejadas con diligencia?
  • ¿Tu papelería es de alta calidad?
  • ¿Tu sitio web tiene un aspecto nítido, actualizado y es fácil de usar?

Mejora lo que ofreces a tus clientes

Un negocio se define por lo que quieren sus clientes. Aquí hay varias áreas que puedes mejorar para atender mejor las necesidades de tus clientes:

Servicio al cliente: haz del servicio al cliente la prioridad más alta en tu departamento de ventas. Todo tu personal de ventas debería estar dispuesto a dejar todo para atender las necesidades de un cliente.

Preferencias demográficas: descubre las edades, ocupaciones e intereses de tus clientes actuales. ¿Cómo puedes atender las necesidades de estos grupos particulares? ¿Más específicamente?

Conveniencias: decide cómo puedes facilitar que las personas hagan negocios contigo. Examina las prácticas actuales de la empresa, como por ejemplo el contestador automático que puede hacer que sea menos ágil para el cliente.

Opciones – Haz una lluvia de ideas (brainstorming) sobre las maneras en que puedes proporcionar más opciones y alternativas a tus clientes. Considera cómo puedes personalizar tus productos y servicios.

Velocidad: ¿Cómo de importante es la velocidad para tus clientes? ¿Cómo puedes ahorrarles más tiempo y entregar sus productos y servicios más rápidamente?

¿NECESITAS AYUDA?

Nos alegra que quieras contactarnos. Por favor, completa nuestro breve formulario y uno de los miembros de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

Nombre
Apellidos
Correo electrónico
Teléfono
Dirección
Ciudad
País
Código Postal
Mensaje

X
¿NECESITAS AYUDA?