Suscríbete a nuestra newsletter

“INSTITUTO DE ALTO RENDIMIENTO PROFESIONAL Y PERSONAL”

About Jonathan Burley

Cuida Tu Corazón

Cada segundo de cada día, tu corazón impulsa y bombea sangre oxigenada por todo tu cuerpo para mantenerlo vivo, en alerta y bien. Este maravilloso músculo es el núcleo de tu ser, fortaleciendo todo tu cuerpo. Cuanto más trabajes este órgano muscular, que en promedio es del tamaño de tu puño, más sobresaldrás en las actividades diarias.

Imagina esto. Cada día, tu corazón late más de 100,000 veces, bombea 8850 litros de sangre por todo el cuerpo y obliga a la sangre a recorrer 19312,128 km. Un corazón sano también ayuda a regular la presión arterial al producir una hormona que ayuda a los riñones a eliminar la sal del cuerpo.

Con una gran cantidad de deberes abrumadores, ¿No crees que sería prudente poner un énfasis especial en el entrenamiento y fortalecimiento de este músculo?

Aquí tienes algunos pasos simples que puedes llevar a cabo para entrenar diariamente tu músculo más importante. Lo primero que debes hacer es mantener siempre tu mente en tu corazón. Se creativo y vuelve a entrenar tu mente para tomar decisiones simples que ayuden a tu corazón. En lugar de coger el ascensor en el trabajo, usa las escaleras. Sal de la oficina durante el almuerzo y sal a andar. Si eres corredor, desafía a tu corazón incorporando series rápidas en tu entrenamiento ya existente. Además, puedes realmente trabajar tu corazón realizando sentadillas y dando zancadas, porque estás utilizando los grandes grupos musculares de tus piernas y, por lo tanto, se necesita bombear más sangre para llegar al área que está funcionando.

Cuidar tu corazón también significa prestar atención a aquello con lo que lo alimentas. Para una función cardíaca óptima, asegúrate de comer muchas frutas, verduras, cereales integrales y pescado. Ten en cuenta que comer alimentos con menos grasa saturada, menos sodio, menos calorías y más fibra es clave.

Dado que la enfermedad cardíaca es una de las principales causas de muerte para los hombres y las mujeres, debéis tomar nota y realmente cuidar vuestros corazones. Te sorprenderás cómo va de la mano con la pérdida de peso, sentirse mejor y mantenerse fuerte.

Reduce Los Niveles De Estrés De Tus Empleados

 

Cualquiera que sea el resultado de las condiciones dentro o fuera del trabajo, ayudar a tus empleados a reducir la cantidad de estrés en sus vidas es una de las cosas más efectivas que puedes hacer por ellos. Aquí tienes algunos consejos:

  • Permite opciones de trabajo flexibles.
  • Promueve un ambiente “familiar”.
  • Presenta un seminario de reducción de estrés para tus empleados.
  • Mantén las líneas de comunicación abiertas. Organiza almuerzos para que los empleados hablen con la alta gerencia y recorre regularmente tu departamento para conversar de manera informal con tu personal.
  • Prevé posibles conflictos. Para evitar malentendidos, asegúrate de que las expectativas y las descripciones de los puestos estén claramente explicadas a los empleados.
  • Mímalos con beneficios. Además de alentar a las personas a que tomen vacaciones regularmente, bríndales mini descansos dentro de la semana laboral.

Alcanza tus metas con buenas prácticas

Debido a que las acciones provienen de las actitudes, el aumento de la productividad puede requerir la remodelación de algunas de las actitudes que ahora determinan cómo usar el tiempo. Considera estas prácticas de uso del tiempo que afectan a la productividad y ve cómo están involucradas las actitudes:

▲ Concéntrate en actividades de alta prioridad. La ruta más rápida y efectiva para aumentar la productividad es dedicar tiempo a las tareas que promuevan metas importantes. Asegúrate de pasar en el trabajo tu tiempo que realmente importa; De lo contrario, puedes ser completamente consumido por detalles triviales. Se pueden pasar horas resolviendo problemas que otros pueden resolver. Responde a las inquietudes expresadas por los diferentes miembros del equipo al formarlos para resolver sus propios problemas. Este enfoque te ahorra un tiempo valioso y brinda a otros la oportunidad de desarrollar un compromiso, un sentido de pertenencia y una habilidad para resolver problemas importantes. Ayuda a otros a dedicar su tiempo a sus actividades de alta prioridad, y concentra tu tiempo y esfuerzo en actividades de alta prioridad que conduzcan al logro de tus metas.

▲ Ejercita la autodisciplina. La autodisciplina permite a las personas mantenerse enfocadas en una tarea y trabajar en ella hasta que se complete. Establece tus prioridades y luego no permitas que las distracciones, interrupciones o acontecimientos del momento rompan tu concentración. Disciplínate para dar a las tareas solo la cantidad de tiempo y esfuerzo que realmente merecen de ti, o delégalas a otros miembros apropiados del equipo. Cualquiera de las dos alternativas requiere una evaluación y consideración cuidadosas, y una concienzuda autodisciplina. Los perfeccionistas deben aprender especialmente a ejercer la autodisciplina para delegar trabajos seleccionados a otra persona que quizás no haga el trabajo tan bien como lo harían, pero que aún puede cumplir con los estándares de calidad esenciales. ¿De qué otra manera aprenderá otro a realizar este trabajo? En tales casos, los perfeccionistas deben aprender a aceptar menos que la perfección para aumentar las contribuciones de los demás, crear nuevas oportunidades y mantener la eficacia y la productividad en general.

▲ Sé persistente. La planificación cuidadosa y el establecimiento de metas, la determinación de alcanzarlos y el reconocimiento de los beneficios de alcanzar una meta son vitales para la productividad personal. Esta combinación de factores permite que uno sea persistente, y la persistencia es siempre característica del individuo exitoso. Muchas personas asumen con entusiasmo nuevos trabajos, nuevas responsabilidades y nuevas asignaciones, comenzando con un gran entusiasmo y progresando rápidamente, pero pronto pierden impulso y nunca terminan el trabajo. Al contrario, las personas productivas establecen metas definidas, planifican cuidadosamente y concentran su atención en la acción requerida para alcanzar cada meta. Las personas persistentes tienen su meta en mente y trabajan tenazmente hacia ella hasta que saborean el éxito de lograrla.

▲ ¡Empieza! La mejor manera de garantizar la finalización de un proyecto es comenzar con él, ¡ahora! Dos razones explican el fracaso para lograr trabajos importantes: las personas nunca comienzan o nunca terminan. Ambos de estos patrones de tiempo improductivos caen bajo el paraguas debilitador de la dilación. Varios patrones de pensamiento defectuoso explican la mayoría de las dilaciones. Seguir estas pautas te permitirá evitar estos inconvenientes:

  • Comienza con el trabajo requerido y continúa sin depende si te apetece o no. Comenzar es a menudo la parte más difícil de un proyecto; Una vez comenzado, a menudo la “inspiración” le sigue. Thomas Edison, el famoso inventor estadounidense, lo expresó bien cuando dijo: “El genio es 1 por ciento inspiración y 99 por ciento trabajo/sudor”.
  • Afronta el hecho de que algunos trabajos nunca serán “fáciles”, ahora o más adelante. Divide el trabajo en pasos lógicos para hacerlo más llevadero en cada etapa. Empieza a trabajar, trabaja de forma sistemática y disfrutarás de un sentido de dominio que te permitirá completar el trabajo.

▲ Lucha por los resultados, no la perfección. El énfasis excesivo en la perfección casi siempre produce consecuencias negativas. Las personas productivas distinguen entre lo que es importante y lo que no lo es. Dedican un tiempo razonable para realizar una tarea específica; luego se apegan a su fecha límite. Reconocen que algunas tareas simplemente no son lo suficientemente importantes como para dedicar demasiado tiempo o esfuerzo en ellas. Incluso en proyectos genuinamente significativos, los individuos verdaderamente productivos simplemente buscan resultados, no la perfección. El establecimiento de metas te permite identificar los logros más importantes para ti, establecer prioridades y poner en acción los pasos necesarios para alcanzar tus metas.

Termina Lo Que Empiezas

Siempre existe alguna razón, incluso una buena razón, para dejar un trabajo sin acabar. Aquí tienes algunos consejos para ayudarte a completar las tareas que has empezado:

  • Marca plazos realistas. No podrás terminar si es físicamente imposible hacerlo en primer lugar.
  • Mantente enfocado en tus prioridades. Asegúrate de que las prioridades de tu jefe para los proyectos también sean las tuyas.
  • Mantén tu espacio de trabajo despejado. Los proyectos inacabados a la vista pueden distraerte de acabar otra tarea.
  • Haz que los trabajos sean fáciles de retomar más tarde. Cuando seas interrumpido, tómate unos minutos para acabar lo que estás haciendo y para dejar una nota sobre qué hacer lo siguiente.
  • Ejercita la autodisciplina. El truco para completar tareas es concentrarte y terminarlas.
  • Prémiate después de un trabajo hecho. Una recompensa antes de su finalización puede ser otra forma de procrastinar.

Reconociendo Los Comportamientos Defensivos

Comprender el razonamiento detrás de ciertas acciones (por qué las personas actúan como lo hacen) puede ayudarte a tratar a las personas de manera efectiva cuando te parecen completamente irracionales. Todo comportamiento está diseñado para satisfacer alguna necesidad, e incluso un comportamiento improductivo en el lugar de trabajo generalmente surge de alguna necesidad personal interna no satisfecha. Con las necesidades físicas, es fácil ver lo difícil que puede ser para las personas mantener la satisfacción de sus necesidades.

La satisfacción de las necesidades psicológicas es igual de importante pero a menudo más difícil. Una serie de experiencias de vida a menudo contribuye a los problemas personales, haciéndolos más complejos. La gente generalmente trata primero de satisfacer las necesidades por medio de la acción directa. Trabajan duro para parecer exitosos, trabajan para verse más fuertes y confiados, o leen libros para aumentar el conocimiento. Para la mayoría de las personas, el enfoque directo funciona.

Sin embargo, algunos individuos crecieron con tantas necesidades insatisfechas que ahora se sienten generalmente inferiores, culpables o indignos. Una autoimagen negativa hace que la necesidad de autoestima sea extremadamente difícil de satisfacer. Un enfoque directo suele ser sólo temporal e insuficiente. Como resultado, las personas con baja autoestima construyen defensas.

Algunas de las defensas más comunes son fáciles de reconocer. Aprender a reconocer las defensas te ayudará a guiar a las personas para que encuentren formas alternativas de satisfacer sus necesidades. A medida que diriges a los empleados a recursos para abordar sus problemas, no solo los ayudas a mejorar su calidad de vida, sino que también evitas comportamientos defensivos en el lugar de trabajo. Reconocer estos comportamientos defensivos te ayuda a saber cómo responder mejor:

Agresivo. Una persona agresiva ataca en un intento, a menudo subconsciente, de destruir la fuente de frustración. La agresión es un signo de miedo interior, no de valentía. Debido a que en nuestra sociedad una liberación física real de hostilidad es generalmente un comportamiento inaceptable, las personas pueden recurrir al chisme, la calumnia o el ridículo como un medio de ventilar la hostilidad de una manera más socialmente aceptable. Considera cualquier nuevo aumento en el comportamiento agresivo o las actitudes como una advertencia de problemas subyacentes. Usando el método “dime acerca de eso”, confrontas el comportamiento o las actitudes negativas.

Soñador. A pesar del entrenamiento adecuado y la capacidad superior a la media, algunas personas persisten en escapar del mundo monótono de la realidad hacia un mundo de sueños donde la vida es un lecho de rosas. Los miembros del equipo que sueñan con soñar en lugar de trabajar exhiben un comportamiento más característico de la adolescencia que de la edad adulta. A menudo puedes curar los sueños diurnos ayudando a las personas a aprender a establecer metas a corto plazo y establecer gradualmente un patrón de éxito.

Represivo. La represión protege la autoimagen al rechazar los pensamientos que son desagradables o que causan culpa. Cierta represión puede ser positiva, pero una sobredosis resulta en temores intensos y sentimientos de inferioridad. Algunas experiencias reprimidas producen sentimientos de culpa expresados ​​a través de la autocrítica, o incluso un aparente deseo de provocar el castigo. Debido a que desean pensar bien de sí mismos, las personas con sentimientos severamente reprimidos intentan traer sufrimiento sobre sí mismos para expiar sus defectos imaginarios. Ayuda a los miembros del equipo que muestran un exceso de culpa, inferioridad o negativismo para comenzar a creer más en sí mismos. Elogia los éxitos siempre que sea posible.

Razonamiento. Los que racionalizan explican el fracaso con excusas. ¿Por qué la producción está baja? Las materias primas eran malas. ¿Por qué no fueron promovidos? ¡Fue estrictamente favoritismo! La racionalización es un intento de mejorar la imagen de sí mismo “mintiéndose a sí mismo”. Los que racionalizan deben aprender a admitir sus fallos y superarlos. Un buen sistema de retroalimentación, positivo y correctivo, ayuda a establecer un clima en el que los miembros del equipo se sienten lo suficientemente seguros como para reconocer las debilidades y crecer.

Compartimentación. Compartimentar es una forma de controlar la ansiedad y los sentimientos de culpa separando ideas contradictorias en la mente consciente. Los empleados que creen firmemente que está mal robar podrían usar la compartimentación para justificar el despojo de las propiedades de la empresa para compensar los salarios que creen que son demasiado bajos. Razonar con compartimentadores es un esfuerzo inútil. Pero apelar a sus emociones reforzará sus egos y probablemente fomentará un compromiso con el comportamiento deseado.

Seguir estos principios te ayudará a ser sensible a la actitud defensiva y convertirla en cooperación:

  • Reconocer la actitud defensiva por lo que es.
  • Reduce la amenaza percibida y ayuda al miembro del equipo a sentirse auto-aprobado y respetado.
  • Obtén aceptación de las ideas apelando al deseo o necesidad de satisfacción de un empleado.
  • Demuestra sutilmente que ver las cosas de una manera más positiva es ventajoso para el empleado.
  • Crea una atmósfera de seguridad, comprensión y éxito en lugar de amenazas, negativismo y fallos constantes.

 

Si Tuvieras Una Segunda Oportunidad

Si pudieras vivir tu vida de nuevo, ¿Qué harías de manera diferente? Una encuesta a personas jubiladas sobre el Envejecimiento y el Desarrollo Humano mostró que la mitad de los entrevistados hubieran:

  • Pasado más tiempo con sus familias.
  • Preparado financieramente para el futuro.
  • Obtenido más educación.
  • Trabajado hacia el desarrollo profesional.
  • Dedicado menos tiempo en una cosa: preocuparse.

Una Lección Aprendida De La Ostra

La mayoría de nosotros puede darse el lujo de llevarse una lección de la ostra. Lo más extraordinario de la ostra es esto: las partículas externas se meten en su caparazón. A ella no le gustan; Trata de deshacerse de ellas. Pero cuando no puede deshacerse de ellas, decide hacer una de las cosas más bellas del mundo. Usa la irritación para hacer la cosa más adorable que una ostra tiene la oportunidad de hacer. Si hay irritaciones en nuestras vidas hoy, solo hay una fórmula… ¡Hacer una perla! Puede que tengas que ser una perla de paciencia, pero, de todos modos, haz una perla. Y se necesita fe y amor para hacerlo. – Harry E. Fosdick

Trabajando Juntos Para Lograr Metas

Tú, como líder, eres responsable de lograr un consenso. La herramienta para lograr este propósito es el poder de la persuasión. Aceptar el rol de líder te obliga éticamente a usar la autoridad, la influencia y la lógica para que otros actúen en el mejor interés de la organización.

La persuasión es claramente la opción preferida del líder efectivo.

Como líder, una responsabilidad primordial es obtener el compromiso y el apoyo de tu equipo con la visión y las  metas de la organización. No siempre es posible obtener el acuerdo total de cada miembro del equipo sobre cómo alcanzar esas metas. Pero si un equipo debe trabajar en conjunto, debe haber cierto consenso sobre cómo proceder. El primer paso es lograr que los miembros del equipo dejen de lado sus preferencias personales y acepten las metas específicos que desean alcanzar, así como los métodos para lograrlos.

Considera estas técnicas para ser más persuasivo en tu estilo de liderazgo:

Construir una reputación positiva. Establecer una reputación de honestidad e integridad. El antiguo filósofo Aristóteles reconoció la importancia del carácter cuando dijo: “El carácter es el agente de persuasión más efectivo”. El carácter se observa mejor en las actitudes y en las acciones. El carácter se demuestra haciendo lo que dices que harás. El carácter es la regla de oro de la persuasión. Fortalece tu carácter y fortaleces así tu poder para persuadir.

Crear un clima de confianza mutua. Además de establecer una reputación de honestidad e integridad, haz todo lo posible por crear un clima de confianza mutua. Se un jugador de equipo, se paciente, se justo, se objetivo, se tolerante, perdona.

La desconfianza en una organización crea trampas, reproches, astucias y otros comportamientos destructivos. Pero cuando todos en la organización saben que pueden confiar en lo que dices y en lo que haces, tienden a modelar su comportamiento según el tuyo y es más probable que sigan tu liderazgo.

Escucha atentamente. La mayoría de la gente solo abrirá sus mentes a tus ideas después de que sientan que los has escuchado y has reconocido sus opiniones. Cuando los asociados se sienten comprendidos, están mucho más dispuestos a considerar tus ideas. Escuchar atentamente es a menudo más persuasivo que hablar refinadamente. Además, obtienes muchas buenas ideas que quizás no se te hayan ocurrido. Estate dispuesto a transigir e incorporar algunas de las ideas de otros siempre que sus metas puedan cumplirse.

Alcanzar la meta es tu propósito, no imponer todas tus ideas de cómo lograrlo.

Prepárate para persuadir. Ten todos los hechos y problemas claramente en mente antes de intentar persuadir. Anticípate a posibles objeciones y prepárate para ellas. Brinda apoyo si surge una actitud defensiva u hostil en las reacciones de los miembros del equipo. Asegúrate de que tienes razón la mayor parte del tiempo.

Si habitualmente hablas antes de estar completamente informado, la gente pronto comenzará a reaccionar defensivamente a todo lo que dices. Prepara tu caso y preséntalo con brevedad y claridad.

Demostrar actitudes positivas. Planea cada acción con la intención de producir los mejores resultados posibles para la organización, para tus compañeros y para los miembros del equipo. Para que la persuasión sea efectiva, debe ser beneficiosa para todos. Cuando adoptas una actitud positiva hacia tu propia responsabilidad como líder, cada acción que tomas beneficia a la organización y creas buena voluntad con tus compañeros de trabajo.

El liderazgo personal surge directamente de una fuerte imagen de uno mismo, por lo que debes aprender a apreciar tu potencial y desarrollar una imagen de ti mismo igual a la importancia del papel que desempeñas en la vida. Debes construir desde dentro. Aprende a apreciar y respetar tu propia importancia. Eres la máquina más elaborada jamás diseñada. Tu potencial es ilimitado.

Mantén tu ordenador a salvo

El mundo de los ordenadores es una jungla salvaje y confusa.

Abundan los piratas informáticos y los virus que pueden causar un daño significativo en tu ordenador y tu negocio. Aunque estos peligros son una fuerza innegable a tener en cuenta, no necesariamente tienen que causar estragos en tu sistema informático. Al tomar precauciones razonables, puedes reducir las posibilidades de ser víctima de un delito informático. Los siguientes son algunos de los métodos que se pueden llevar a cabo para proteger tu ordenador contra los ataques:

  • Examina los mensajes de correo electrónico. Los archivos adjuntos del correo electrónico enviados por personas que conoces son una forma principal de transmisión de virus informáticos. Ten cuidado al abrir archivos adjuntos incluso de fuentes confiables.
  •  

    Piensa dos veces antes de descargar o utilizar un CD y pendrives cuestionables. Los virus pueden aparecer disfrazados en las descargas, y compartir o usar CD y pendrives con otras personas de fuentes desconocidas puede infectar tu ordenador.

     

  • Instala un software antivirus actualizado. Usa un programa que escanee continuamente todo lo que descargues en tu ordenador en busca de virus. Además, debes actualizar este software mensualmente a través del sitio web del proveedor.
  • Vuelve a comprobar tu configuración. Asegúrate de que tu programa de correo electrónico no haya sido configurado para abrir archivos adjuntos automáticamente y deshabilita la opción de compartir archivos e impresoras de Windows, que abre los puertos a los hackers.
  • Configura un cortafuegos. Si usas un software de Internet que abre puertos vulnerables en tu ordenador, considera comprar un software que monitorice el tráfico de Internet y advierta sobre la posible exposición a piratas informáticos.
  •  Mantente informado. Lee las noticias sobre ordenadores con regularidad para conocer las nuevas tendencias y virus, y revisa periódicamente los sitios web de las compañías de software para obtener actualizaciones de seguridad.
  • Apaga tu ordenador cuando no lo estés utilizando. Para evitar posibles intrusiones, evita dejarlo encendido.

Prepararse Para El Gasto En Vacaciones

Durante las vacaciones, muchas personas despilfarran y luego se encuentran en un aprieto en el nuevo año. Para evitar gastar demasiado esta temporada de vacaciones, recuerda estos consejos:

  • Crea un presupuesto y quédate con él. Decide cuánto gastarás en cada persona y encuentra los regalos que se ajusten a este rango de precios.
  • Limita tu lista de regalos. Sugiere hacer el “Amigo invisible” si tu familia es grande. Algunas familias optan por hacer regalos solo para los niños.
  • Búsqueda de gangas. Comienza a comprar regalos con anticipación y encuentra los artículos que necesitas en rebajas o en tiendas de descuentos.
  • Haz tus propios regalos. Muchas veces un regalo hecho personalmente por ti sería más apreciado y querido.
  • Mantén un registro de tus regalos y gastos para que no rebases accidentalmente tu presupuesto.
¿NECESITAS AYUDA?

Nos alegra que quieras contactarnos. Por favor, completa nuestro breve formulario y uno de los miembros de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

Nombre
Apellidos
Correo electrónico
Teléfono
Dirección
Ciudad
País
Código Postal
Mensaje

X
¿NECESITAS AYUDA?