2 noviembre, 2015

Buenos Hábitos de Salud = Buenos Hábitos de uso de tiempo

¿Sabrías cuál es la meta más importante de cualquier buen administrador del tiempo? Por supuesto tener una buena salud. Sin una buena salud, tratar de manejar el tiempo de manera efectiva es imposible. Las enfermedades, fatiga y falta de energía agotan la motivación para establecer y seguir con cualquier tipo de sistema de gestión de tiempo.

Buena salud – comer con sensatez, hacer ejercicio regularmente, y en general el cuidado de tu cuerpo – es la forma más sencilla de administrar tu tiempo de manera más eficaz. La buena salud te llena de la energía, la fuerza y la determinación para utilizar tu tiempo sabiamente y para trabajar un día “a tope”.

Varias maneras de cuidar tu cuerpo son:

  • Coge el hábito de desayunar cada mañana. Come alimentos que tienen proteínas, vitaminas y calcio. Permítete tiempo para comer despacio y saborear tu comida. Evita comer y conducir.
  • Sigue una dieta equilibrada. Incluye muchas verduras, frutas y alimentos de grano entero en tus comidas. Evita el alto contenido de grasa, los alimentos con alto contenido calórico, y saltarse las comidas.
  • Si picas entre comidas, intenta que sea fruta fresca, palitos de vegetales, palomitas de maíz, yogur bajo en grasa, etc. Evita los alimentos “basura”.
  • Deja de fumar y de beber alcohol. Ambas cosas son perjudiciales para el cuerpo. Puede dañar el corazón, los pulmones, el hígado, la garganta y otras partes del cuerpo.
  • Haz ejercicio diariamente. Empieza una rutina de ejercicios y prográmalos. Elijas lo que elijas hazlo regularmente.
  • Hazte chequeos regularmente. Pide consejo a tu médico sobre cómo se puede mejorar en salud. Tu médico te puede proporcionar asesoramiento y recursos en la mejora de tu salud.
  • Regula tu nivel de estrés. Encuentra tiempo para escapar del trabajo. Programa una escapada de fin de semana en familia o en solitario.

 

Duerme lo suficiente – de seis a ocho horas cada noche. Si sufres de insomnio, toma un baño caliente antes de acostarte, escucha música relajante, y asegúrate de que tu habitación esté a oscuras, en calma y a una tempera

Productividad personal y ventas, Sin categoría