30 noviembre, 2020

FOMENTE EL CRECIMIENTO CON RESPONSABILIDAD

La responsabilidad de resolver un problema o alcanzar una meta se delega con frecuencia a un equipo. Delegación significa que los miembros del equipo tienen la responsabilidad y la autoridad para llevar a cabo ciertas tareas y, al mismo tiempo, su trabajo es inspeccionado por quien lo delegó. Como miembro del equipo, considere que su trabajo sea revisado y evaluado como capacitación práctica, un aspecto importante de todo el proceso de trabajo en equipo. Tener su trabajo evaluado y recibir la oportunidad de realizar mejoras es su oportunidad de aprender, avanzar y, en última instancia, tener aún más éxito. Desafortunadamente, aprender a delegar con éxito es una habilidad que muchos líderes no han aprendido por completo. Muchos supervisores, gerentes o jefes simplemente no saben cómo delegar de manera efectiva. Tienden a “micro gestionar” o abandonar por completo. Como miembro del equipo, debe asumir la responsabilidad de aprender qué se espera de usted y cuál es su responsabilidad específica en el equipo. Comunicarse con los líderes del equipo y otros miembros del equipo:

  • Hacer preguntas.
  • Enviar correos electrónicos.
  • Hacer llamadas telefónicas.
  • Pida hechos e información que sea relevante para la tarea.

Además, ofrezca opiniones a otros y brinde comentarios sinceros sobre sus sugerencias. Haga lo que sea necesario para comprender la mejor manera de llevar a cabo sus responsabilidades en el equipo. Como miembro del equipo, aprender a realizar el trabajo que se le ha delegado es una habilidad muy importante que debe adquirir. A partir de ahí, es solo cuestión de tiempo antes de pasar al siguiente nivel de responsabilidad y éxito. Ser Responsable-Seguir las pautas para un trabajo en equipo efectivo genera confianza y respeto. Cuando los miembros del equipo siguen los principios de confianza y respeto, la confianza tiene una forma de impregnar el pensamiento de cada miembro del equipo. Desde esa mentalidad de confianza, el equipo pasa a un nivel superior: ese importante ámbito de responsabilidad entre los compañeros de equipo. Al ser responsables entre sí, todos asumen la responsabilidad de dirigir al equipo hacia el logro de su objetivo. En este nivel, la eficacia y la eficiencia del equipo se multiplican de numerosas formas:

  • La “participación” o la “implicación” del equipo aumenta drásticamente.
  • Los miembros del equipo desarrollan habilidades y cualidades que contribuyen al equipo y también mejoran otras áreas de sus vidas.
  • La creatividad abunda; se generan soluciones nuevas e innovadoras.
  • Los miembros del equipo se enfocan en las metas del grupo como nunca antes.
  • Los miembros del equipo brindan comentarios, aceptan críticas constructivas y abordan los problemas de frente.
  • Todos trabajan juntos; los miembros del equipo son receptivos a las ideas de los demás y elogian y fomentan las contribuciones de los demás.
  • El equipo hace un progreso significativo hacia el logro de la meta dentro del presupuesto dado y dentro del plazo.

Los equipos son más efectivos y productivos cuando trabajan desde la base de la responsabilidad: responsabilidad hacia uno mismo, responsabilidad hacia los otros miembros del equipo, responsabilidad ante el líder del equipo y responsabilidad ante la organización misma. Un clima de responsabilidad no solo anima a cada miembro a hacer su mejor esfuerzo, sino que también ayuda al equipo a trabajar unido para alcanzar su meta y entregar los resultados deseados con un alto estándar de excelencia. Para ayudar a la gente a trabajar como un equipo ganador, los líderes efectivos son como capitanes de campo que dirigen las jugadas, mientras que cada miembro del equipo cumple una función asignada. Si la única dirección del capitán de campo es instar a los jugadores a anotar en esta jugada, los esfuerzos no están coordinados. Es muy probable que los jugadores confundidos decidan ejecutar diferentes jugadas y el equipo nunca anota. Pero cuando cada uno cumple un rol específico asignado, la organización funciona en equipo y se alcanza la meta. Los líderes eficaces ayudan a cada jugador del equipo a recibir la asignación adecuada y se comprometen a producir resultados medibles y apropiados. En consecuencia, los líderes efectivos responsabilizan a cada miembro del equipo y brindan retroalimentación para respaldar el éxit continuo.

fomenta el crecimiento

Bocados de liderazgo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: LMI.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.