6 abril, 2021

IDENTIFICACIÓN Y USO DE ACTIVIDADES DE ALTO RENDIMIENTO

El conocido Principio de Pareto 80/20 opera en el uso del tiempo y la productividad personal. Aproximadamente el 80 por ciento de los resultados que obtiene provienen del 20 por ciento de las tareas que realiza. El otro 80 por ciento de sus tareas produce solo el 20 por ciento de los resultados obtenidos. Tiene sentido, entonces, identificar las actividades más productivas en su horario diario y dedicar más tiempo a estas actividades de alto rendimiento, actividades que realiza y que lo acercan al logro de sus metas. Las actividades de alto rendimiento son específicas de cada individuo, por lo que es difícil dar ejemplos. En otras palabras, debido a que diferentes personas en diversas empresas, organizaciones o situaciones tienen diferentes metas, sus actividades de alta rentabilidad serán diferentes. Simplifique, delegue o elimine otras rutinas y actividades de bajo rendimiento que absorben demasiado de su tiempo. Este enfoque de sentido común lo libera para un trabajo productivo en elementos de alta prioridad. Beneficiarse del Principio de Pareto puede requerir cambiar algunos patrones de comportamiento. Y el cambio puede percibirse como un riesgo. Pero recuerde, el éxito a menudo se basa en una serie de eventos que implican un cierto grado de riesgo. Aquel que vive según el principio de que “es mejor prevenir que lamentar” es probable que se sienta inseguro y lamentable, abandonado por el progreso y lamentando las oportunidades perdidas. El riesgo debe evaluarse y planificarse cuidadosamente. Con el uso deliberado del Principio de Pareto, puede valer la pena el riesgo de eliminar las actividades. Anticipar el riesgo puede incluso alimentar su entusiasmo y motivación para superar y conquistar.

Establecer una línea de base

Mejorar la productividad personal nunca es un accidente; comienza definiendo con precisión la productividad en su situación particular. Solo cuando sepa lo que significa la productividad para su negocio, podrá aumentarla. Puede tomar medidas deliberadas y decididas para mejorar su productividad cuando aprenda a medirla. Las líneas de base para la productividad difieren según el negocio en el que se encuentre; en consecuencia, debe ser usted quien formule su línea de base y la exprese en los términos más útiles para usted. Las generalizaciones son útiles para obtener una comprensión general de la productividad, pero debe identificar factores medibles específicos para su situación.

pareto

Bocados de liderazgo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: LMI.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.