21 febrero, 2019

Razones legítimas para postponer el trabajo

Aquí tienes las siguientes razones legítimas para posponer el trabajo:

• Cuando podrías estar trabajando en una tarea más desafiante. Tareas difíciles y complejas requieren más tiempo para ser finalizadas. En su lugar, pospón las tareas fáciles y sencillas para comenzar con ellas.

• Cuando puedes delegar partes del trabajo a otros. Haz que otros comiencen a trabajar primero en las partes más importantes de la tarea y luego en las partes menos productivas.

 

Productividad personal y ventas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: LMI.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.