Suscríbete a nuestra newsletter

“INSTITUTO DE ALTO RENDIMIENTO PROFESIONAL Y PERSONAL”

26 marzo, 2019

Sigue la corriente del estrés positivo

Lo creas o no, el estrés no es necesariamente malo para ti. De hecho, el buen estrés, conocido como eustrés, puede ser un factor en tu desarrollo personal. Las situaciones estresantes te desafían a crecer y a mantener la vida interesante.

Los siguientes son algunos consejos para maximizar los beneficios positivos del estrés:

  • Conoce tu límite. El estrés sólo es bueno cuando no dura indefinidamente. Aprende a reconocer cuándo estás cruzando la línea de eustrés hacia la angustia. Pregúntate a ti mismo si estás siendo desafiado de manera saludable o si estás comenzando a excederte en el agotamiento.
  • Muévete con la corriente. Las personas experimentan la misma reacción de estrés a los buenos cambios y situaciones como lo hacen a los malos o difíciles. Cuando aprendes a adaptarte a los cambios, tienes más probabilidades de salir ganando independientemente de las circunstancias.
  • Reprográmate hacia un enfoque positivo. La meta es enfrentar situaciones estresantes más que tratar de eliminarlas. Desarrolla una actitud de “puedo hacer”. Coloca las cosas en perspectiva. Canaliza tu energía mental hacia algo útil en lugar de agotarla.
  • Respira profundamente. Cuando estás ansioso o agitado, tu respiración tiende a ser superficial. Acuéstate, coloca tus manos sobre tu estómago, y siente cómo los músculos de tu diafragma se mueven hacia arriba y abajo profundamente. Practica la respiración de esta manera cuando estés de pie, manteniendo tu parte superior del cuerpo y los hombros quietos.
  • Enfoca tus energías mentales. Si empiezas a asustarte o sentirte abrumado, cálmate y cambia tus pensamientos de nuevo hacia el foco. Visualízate seguro manejando la situación. Date cuenta que tus sentimientos no tienen que dejarte fuera de control.
  • Escúchate a ti mismo. Vete a un lugar tranquilo lejos de los sonidos parlanchines de la televisión, la radio, o el tráfico. Siéntate quieto y escucha los pensamientos subyacentes que te estresan. Identifica qué pensamientos son verdaderos y cuáles no. Decide qué puedes hacer para hacer un cambio a mejor. Entonces, haz ese cambio.

 

Productividad personal y ventas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable LMI .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios LMI.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.