Suscríbete a nuestra newsletter

“INSTITUTO DE ALTO RENDIMIENTO PROFESIONAL Y PERSONAL”

Nuestro proceso identifica cuatro niveles críticos que una persona debe dominar para llegar a ser un “TOTAL LEADER”:

Productividad personal

Productividad personal: Aprender a ser productivo uno mismo, con un nivel de rendimiento óptimo, empleando más tiempo durante el transcurso de la semana en actividades y metas orientadas a resultados específicos y tangibles. Es decir, más focalizado hacia resultados.

Liderazgo personal:

Liderazgo personal: Aprender a motivarse a uno mismo con una orientación inequívoca hacía metas profesionales y personales, en todas las áreas de la vida, que potencia la sensación de logro, mejorando la autoestima y confianza en uno mismo y una fuerte corriente de automotivación, que los demás alrededor palpan. Es decir, para liderar a otros primero aprende a liderarte a ti mismo.

Liderazgo Motivacional:

Liderazgo Motivacional: Aprender a motivar al equipo, todos con un lenguaje y método en común, con sus Actividades de Máximo Rendimiento y Rentabilidad y metas claramente definidas y alineadas para orientarse más hacia resultados y su desarrollo personal. Es decir, ayuda a tu equipo a motivarse y a desarrollar su potencial.

Liderazgo estratégico:

Liderazgo estratégico: Desarrollar un plan estratégico del negocio, identificando los factores críticos de éxito y definiendo y alineando los objetivos y metas de tu negocio, junto con un sistema de seguimiento, medición y control de los progresos. Paralelamente mejora tu estilo de liderazgo aplicando herramientas eficaces de gestión directiva.