28 mayo, 2018

Un ganador nunca se da por vencido

La recién descubierta confianza que es tuya a partir del ejercicio del liderazgo personal atrae a otras personas. La comprensión y la empatía son herramientas que te permiten motivar a otros a buscar su propio potencial y lograr el éxito por sí mismos. Del mismo modo que has aprendido, aquellos cuyas vidas tocas también aprenderán que la única comprensión genuina es la auto-comprensión; la única paz verdadera es la paz interna; la única motivación significativa es la auto-motivación basada en una actitud de expectativa positiva y la convicción de que todos poseemos un potencial ilimitado.

Vivimos en un mundo de abundancia, un mundo creado para nosotros y lleno de una gran cantidad de recursos que podemos utilizar para satisfacer nuestras necesidades y satisfacer nuestros deseos. La abundancia en el mundo físico se refleja en la abundancia del potencial humano dentro de cada individuo.

Se presta mucha atención a la tragedia de los recursos naturales desperdiciados, y con razón. Aún más trágico, sin embargo, es el desperdicio que ocurre cuando las personas no pueden usar todo su potencial. Reconoce la riqueza del potencial no aprovechado que se encuentra dentro de ti y comenzarás a maravillarte de tu abundancia.

Cuando tienes éxito, tomas vitalidad y fuerza de la abundancia de oportunidades que te rodean. Al establecer metas progresivamente más altas, mantienes el impulso necesario para mantenerte en un curso constante de liderazgo personal. La práctica de fijar  metas pretende ser un patrón de por vida. El que fija metas, como todos los ganadores, está marcado por la determinación. Un ganador nunca se rinde.

Utiliza tu lado creativo.

El rasgo culminante del liderazgo personal es la creatividad. La creatividad es un arte aún más fino que el genio inventivo puro. Es una habilidad conceptual, la voluntad de innovar, probar lo que no se ha probado y ver lo usual de maneras inusuales, y relacionar lo que normalmente no tiene relación.
La creatividad abunda cuando tus actitudes no son inhibidas por el condicionamiento y la convención. La creatividad te permite enfrentar un mundo cambiante y un futuro incierto sin miedo. Eres competitivo. Estás comparativamente a gusto en situaciones no estructuradas e imperturbable incluso cuando las condiciones a tu alrededor están fuera de control. Nunca te atemorizas por el misterio. Eres la persona ideal para tener cerca durante una crisis.

Como persona creativa, puedes escuchar a los demás con comprensión, no solo por los hechos, sino también para absorber los matices emocionales de lo que se dice. Evalúas lo que escuchas con calma y confianza en ti mismo; confías en tu competencia para decidir cuándo es el momento de actuar.

La creatividad funciona no como un rayo de luz, sino como el resultado lógico de tu capacidad para reestructurar fragmentos de información que antes no estaban relacionados. Investiga nuevas relaciones entre hechos, haciendo caso omiso de “la forma en que siempre se ha hecho”. La creatividad se basa en una personalidad fuerte y madura y se expresa a través del respeto propio, la confianza en uno mismo y la expectativa positiva. Es la consecuencia natural del liderazgo personal.

Bocados de liderazgo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable LMI .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios LMI.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.