9 noviembre, 2020

UN LÍDER PROYECTA UNA IMAGEN POSITIVA DE SÍ MISMO

El éxito significa algo diferente para cada persona. Para algunos, el éxito significa avanzar a puestos aún más altos dentro de la organización. Otros cuentan las contribuciones que pueden hacer a la vida de otras personas. Otros miden el éxito por el tamaño de sus cuentas bancarias. El éxito que busca probablemente consista en fragmentos de estos elementos. Pero aquí hay una definición de éxito que funciona para todos: El éxito es la consecución progresiva de metas personales predeterminadas y valiosas. Esta definición implica que el éxito es el resultado de su propia elección: la elección de las metas específicas que persigue. El factor más importante para tomar decisiones satisfactorias es una autoimagen positiva. Una autoimagen positiva le permite establecer metas que reflejen sus valores y proporcionen significado y satisfacción a través de su logro. Aunque no hay dos líderes que sean idénticos en personalidad o enfoque de gestión, todos los líderes eficaces comparten una característica: una imagen positiva de sí mismos. Los líderes efectivos se ven a sí mismos como individuos capaces, dignos de respeto por sí mismos y merecedores del respeto de los demás. Tu imagen de ti mismo, o la imagen mental que tienes de ti mismo, determina en gran medida el nivel de éxito que alcanzas como líder. El nivel de éxito que logra como líder, por supuesto, ayuda a determinar el nivel de éxito que alcanzará su organización. Cuanto más positiva sea su imagen de sí mismo, más oportunidades tendrá de perseguir el éxito para usted y su equipo. Su imagen de sí mismo determina la medida de confianza que aporta al desafío de utilizar su potencial y trabajar hacia las metas que se ha fijado. Los psicólogos estiman que, en promedio, las personas usan menos de un tercio de su potencial real. Esto significa que al usar solo una pequeña porción adicional de su potencial, puede lograr un aumento considerable en su efectividad. Si, por ejemplo, ahora está utilizando el 30 por ciento de su potencial, podría optar por aumentar esa cantidad en otro 10 por ciento, un total del 40 por ciento de su potencial. Con relativamente poco esfuerzo, puede ser un 10 por ciento más eficaz de lo que es ahora. El factor que controla cuánto de su potencial real puede utilizar es su propia imagen. Comienzas a adquirir tu propia imagen casi inmediatamente después del nacimiento.

Bocados de liderazgo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable LMI.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  LMI.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.